B’ house

vivienda unifamiliar moderna

 

Proyecto de vivienda unifamiliar moderna ubicado en un pequeño pueblo de grandes residencias en Namyangju-si, Corea del sur. El terreno se divide en dos atractivos diseños arquitectónicos personalizados, uno perteneciente a los propietarios y el otro a sus padres, donde se creó un espacio de distancia y comunión en el jardín.

 

Los proyectos de vivienda unifamiliar moderna se adecuaron a las diferencias de estilo arquitectónico, predominando la simpleza en la casa de los propietarios mientras que la de los padres opto por la arquitectura de  lujo. Conectadas por un puente de madera situado en un amplio césped, que da vida a todo el lugar. La fachada de la vivienda unifamiliar que ocupan los propietarios es del todo arquitectura minimalista, enfocándose en lo básico y elemental, evitando los ornamentos, contando con volúmenes, líneas rectas y simples, recubiertas de ladrillos de color blanco representado la pureza y el orden.

 

Sus techos elevados de tres metros le otorgan espacios voluminosos y de concepto diáfano y abierto. Esto le permite poseer grandes ventanales que conectan mediante el cristal a las dos viviendas unifamiliares, mirándose con facilidad, sin dejar de un lado la privacidad, las habitaciones están ubicadas en la parte trasera de las casas de diseño. A su vez, dichos ventanales favorecen a la sala de estar en cuanto a iluminación y ventilación natural.

Respecto a la vivienda unifamiliar de los padres, es un edificio de diseño que posee elegancia utilizando la misma textura de ladrillos pero totalmente opuesto al referirnos a su color, ya que, es utilizado un tono oscuro haciéndola llamativa. Sus formas no usuales, utilizadas en los soportes captura un estilo asociado a la nobleza. Dichos soportes se encuentran ubicados a los lados de un ventanal que por su forma distinguida y por su altura, captura toda la atención dejando de lado el la ventana de la parte superior y el acceso a la vivienda unifamiliar moderna.

Este ventanal y un techo abovedado de seis metros de altura permitieron a los padres del propietario emplear sus grandes y elegantes muebles antiguos, trazando una salón y comedor en un tono oscuro, espaciosa sin ser sobrecargada, obteniendo una decoración simple y a su vez moderna. Este es un diseño y construcción de viviendas unifamiliares que permite combinar la diversidad de estilos y costumbres de dos generaciones en un solo espacio con la capacidad de resaltar desde la simplicidad, la armonía y lo funcional.

 

B’ house

Estudio 100 A associates

Photo  Yadah