Restaurante

Aproximación

Cortar Carne, ponerla al fuego o comer con las manos son acciones propias de los mas primarios instintos del hombre que quieren conformar la imagen de nuestro restaurante moderno. Nuestra mesa refuerza este código de comportamientos primarios. Se trata del concepto más básico y primario de mesa, la mesa medieval. Una gigantesca superficie continua que acoge una distribución aleatoria de comensales a su alrededor. El hecho de comer en esta mesa adquiere el rango de ceremonia, un especie de celebración de la vida.

 

 

 

Idea

 

 

La mesa deja de ser una circunstancia para convertirse en un paisaje a explorar, un entorno donde muchas acciones suceden en paralelo, un espacio que cada usuario interpreta de un modo distinto. Pero, mas allá de ser un solamente un concepto abstracto, la mesa se convierte en el mayor reclamo publicitario del restaurante. Dado que los tres últimos años el sector de las hamburguesas ha crecido significativamente en volumen y calidad, consideramos fundamental ofrecer una experiencia única y diferente al usuario. Se trata de ofrecer un diseño de restaurante singular, moderno y único, con un interiorismo que suponga un elemento diferenciador respecto a la dura competencia del sector. En el proyecto, la estética propone un modo de consumo, una manera de comer las hamburguesas diferente, una manera distinta de comprar las hamburguesas, de sentarse, en torno a una mesa que convierte el consumo de carne en un rito.

 

 

 

No solamente la calidad de la carne, el hecho de comer en esta mesa se convierte en un punto clave de los consumidores para elegir este restaurante. Es un enclave perfecto para traer a un amigo que visita Madrid, para tener una cita tinder o hacer un reencuentro de amigos.

El diseño de la iluminación, los materiales del interior del restaurante, las características del espacio con madera y hormigón visto, todo el diseño del interior va de la mano del programa gastronómico propuesto. Elementos primarios, duros, brutalistas, donde el diseño industrial convive con una carnicería que distribuye carne sobre un gigantesco plato de hormigón de 11 metros de longitud.

 

 

Los sistemas de iluminación están diseñados para generar distintos ambientes. A pesar de ser una superficie continua, la mesa alberga distintos grados de intimidad en función de la posición de la lámpara. Mediante el uso de una sistema de poleas, proponemos una lámpara que puede adquirir distintas posiciones, acercándose o alejándose de la mesa. Esto crea distintos grados de privacidad.

 

 

 

 

Promotor: Privado

Tipología: Restaurante

Situación: Madrid, España

Año: 2016

Superficie: 100 m²

Estado: Competición, segundo puesto

 

 

 

 

Equipo: Ignacio Gias,  Tomas Gruber, Magdalena Kotfis

 

 

Restaurante