Apartamento Frente al Parque

Casa minimalista

Esta casa minimalista nace de  la reforma de un apartamento frente al parque Eva Perón en Madrid, de esta forma, el objetivo es convertir un piso antiguo en uno moderno, además de lleno de luz busca incrementar al máximo la presencia del parque dentro de la casa. Todo se plantea mediante un lenguaje sencillo que  preserva los elementos de interés existentes.

Con todo esto se realiza un suelo de microcemento blanco y  se eliminan todos los adornos y detalles superficiales, como los rodapiés, y en consecuencia se pinta de blanco, con el objetivo de priorizar la luz, que sea la propia luz la que genere el espacio, las transiciones y las sensaciones internas.

Idea

Así mismo se preserva el suelo de madera en espiga existente en la sala de estar. La propiedad invade el espacio con numerosas obras de arte y objetos con gran carácter que marcan el ambiente interior de los espacios. Es por ello que  se propone una arquitectura moderna y simple, neutral, que combina materiales cálidos y otros más minimalistas.  Combinan un interior minimalista con elementos clásicos, existentes en el apartamento, como los suelos de madera en espiga.

En primer lugar, si bien el minimalismo es una corriente con un gran componente teórico, convertido actualmente en un recurso mas estilístico que en un concepto de diseño, este apartamento retoma los valores positivos de ese pensamiento y los utiliza con total libertad, dando prioridad a la calidad del proyecto y la calidez de la casa que a la estricta aplicación del término. Por último, se podría decir que el interior se basa en las teorías de Adolf Loos, en “Ornamento y Delito”, donde procede a la eliminación de todo detalle superficial de la arquitectura con objeto de dar prioridad a la calidad espacial y funcional del interior por encima de las anécdotas decorativas. No obstante, este desarrollo teórico convive con la realidad de una familia de Madrid, que no pretende dar culto a la casa como objeto sino utilizarla como marco de sus relaciones y experiencias diarias.

La pared interior de la cocina está pintada de verde oliva con la intención de introducir visualmente el parque en el interior de la casa. así mismo se abren nuevos huecos en las paredes, con el objetivo de crear marcos más amplios y cinematográficos y así  marcar secuencias, juegos de sombras y además de encuadres. con todo esto, en el interior se combinan espacios blancos con ligeros toques de color que organizan las diferentes estancias. Es por ello que se reduce la forma a lo mínimo y el espacio a lo máximo, se crea un día a día marcado por los objetos acumulados, por os encuentros familiares y por la presencia de la naturaleza en el interior.

El proyecto es el segundo que realizo con un pavimento continuo, tipo microcemento, siendo el primero la casa piña, con un pavimento de resina epoxi amarilla. Estos pavimentos generan mucho miedo y muchas personas nos e atreven a utilizarlos a pesar de ser enormemente estéticos. Es verdad que pueden exigir un poco mas de mantenimiento el día a día, pero su calidez y tacto cambian completamente la experiencia en una vivienda, haciendo que los usuarios quieran ir descalzos por lo agradables que son para los pies. sobre las fisuras que pueden aparecer, creo que mas allá de un problema, hay que entender el material como un elemento vivo, como una madera que puede presentar betas, y que forman parte de su atractivo.

El resultado es una casa neutral, con un ambiente mediterráneo, donde la vida, los objetos, las vistas son los verdaderos protagonistas y la arquitectura queda atrás. Los muebles ocupan y se apropian del espacio, en una casa que es fácil de vivir y usar, con espacios útiles y luminosos.

El resto de este apartamento es dar forma a aspiraciones de sencillez, de comodidad y calidez, en un contexto real: un piso existente, con unos plazos marcados por la agenda de una familia con niños, y un presupuesto realista. Estos retos se ven facilitados por la actitud de los propietarios, con ideas claras, que apuestan por una simplicidad real de la reforma, facilitando enormemente el desarrollo de los trabajos y el resultado de los mismos. El objetivo era comunicar a la constructora que tenían que eliminar el mayor número de elementos posibles sin detalles complicados ni costosos: eliminar puertas donde se pudiese, eliminar marcos, esquineros, rodapiés, puntos de luz, materiales y alicatados. Este deseo se lleva a cabo utilizando materiales convencionales, puertas estándar y acabados comunes, lo que requiere un trabajo de ejecución por el constructor para llegar a un resultado lo mas natural posible, donde se elimina el sobrediseño de los elementos y las irregularidades de los materiales se convierten en un motivo ornamental de la casa.

Promotor: Privado

Tipología: Apartamento

Situación: Manuel Becerra, Madrid

Año: 2018

Superficie: 150 m²

Estado: Ejecutado

Arquitecto: Ignacio Gias

Apartamento Frente al Parque