DIY House / Reset Architecture

casa moderna

Fotografía Stijn Poelstra

Esta casa de diseño minimalista se caracteriza por lo simple, sus líneas rectas y de buenos acabados las cuales son las privilegiadas, al igual que los espacios amplios proporcionado por su forma geométrica. Su composición surge de referencias artísticas como la obra de Mark Rothko y Josef Albers. Fue diseñada por Reset Architecture  está situada en un lugar elevado en un antiguo camino rural que propina el acceso a la residencia desde el dique del río Waal. La vivienda cuenta con un enfoque ambiguo siendo totalmente minimalista y funcional pero a su vez expresiva en cuanto a su color, ya que, no es utilizado el color blanco predominante en dicho estilo de diseño.

La obra se muestra en cuanto a color con una extensa variedad de tonos verdes sobre un impecable revestimiento de madera, obteniendo un efecto degradado armónico. El motivo de introducir este tono a la vivienda de diseño tan simple es la necesidad de tener en el hogar la sensación de fuerza y energía además de la de paz. La fachada es totalmente cuadrada, de un solo volumen, con un acabado lineal de color negro en la parte superior de la vivienda otorgándole contraste al concepto siendo la carta de bienvenida y un espejo que refleja los gustos y personalidad de sus habitantes. El diseño permite una combinación estética sin dejar de proveer también privacidad desde la calle, ya que, la relación con el exterior es a través de grandes ventanales ubicados en la planta alta de la casa, proporcionando una excelente iluminación a todo el interior de la casa por su concepto abierto.

A pesar de tener forma cubica sus proporciones cambian al dividir el volumen horizontal, lo que hace que la casa se vea más baja y menos significativa. Para Que la vivienda tuviese armonía en el espacio donde se creó, se conservó la vegetación existente y autóctona que necesita poco mantenimiento, respetando así al medio ambiente. El resultado es una vivienda económica y práctica, de carácter original, apegada al concepto “menos es más”, pero no por eso menos interesante.

La sencillez de sus formas, su distribución sin pasillos, su solidez y concepto de texturas han sido una clara inspiración a la hora de desarrollar nuestra casa en Galapagar, que adapta estos conceptos a una realidad local y normativa urbanística muy restrictiva.