La Casa Roja

Aproximación

 

El objeto de esta casa son la sinceridad, la sencillez y la sobriedad. Sinceridad estructural, geométrica y sinceridad constructiva alcanzada mediante materiales vistos, como los forjados de bovedilla cerámica o los suelos de hormigón pulido, mediante una estructura vista o una geometría cartesiana y neutra que refleja claramente las partes de la  casa.

 

Idea

 

La casa está siendo actualmente ejecutada. El proceso exige un cercano seguimiento, dado que los mismos materiales y elementos que se ejecutan en la fase estructural son los acabados finales de la vivienda.

 

 

Este juego de agrupaciones se traduce en la composición exterior, un volumen limpio que articula el jardín, produce distintos ambientes a su alrededor y dota al entorno de una escala humana, que junto a los diversos espacios exteriores que surgen a raíz de la propia geometría de la planta, ayuda a crear un entorno habitable, íntimo y agradable.

 

 

El lenguaje formal empleado defiende la naturalidad como modo de vida, la supresión de los ornamentos, de las formas y materiales innecesarios, para construir el concepto mas básico y estándar de casa: un cuadrado rojo con una cubierta a cuatro aguas, que combina lo naif de la volumetría con lo rústico de su materialidad, articulado a través de elementos negros que hacen un guiño al diseño gráfico.

 

 

Promotor: Privado

Tipología: Vivienda Unifamiliar

Situación: Galapagar, Madrid

Año:2016

Superficie: 300 m²

Estado: En construcción

 

 

Arquitecto: Ignacio Gias

 

La Casa Roja